¿Qué es el movimiento zero waste y cómo ayuda al planeta?

Si alguna vez has ido a un supermercado, es probable que te hayas encontrado con frutas sin piel envasadas en plástico. Algo que es literalmente contra natura, porque estás quitando la protección natural de la piel de la fruta para utilizar plástico para proteger el producto. Es casi un sin sentido que existan esos productos, pero es el reflejo de qué tanto usamos el plástico hoy en día como sociedad, y qué tanto dependemos de él en nuestras vidas diarias. Pero para contrarrestar esto, la filosofía del movimiento zero waste es hacer completamente lo opuesto a estas prácticas. Si quieres saber qué debes hacer para unirte a este movimiento, te lo explicamos. 

¿Qué es el movimiento zero waste?

Waste en español significa residuo y, lógicamente, zero es cero, así que la traducción literal es “cero residuos”. Este movimiento se centra en la idea de que si cambiamos nuestros hábitos de consumo y producción, podemos reducir la basura que generamos. Es decir, el objetivo final es enviar la menor cantidad posible de residuos a los vertederos e incineradoras, aplicando en su lugar técnicas de reciclaje y reutilización.

Pero, aunque en principio parece bastante sencillo, ponerlo en práctica no es tan fácil como parece. Porque hay que cambiar los hábitos de vida y ser conscientes realmente de cuánto plástico nos rodea. Solamente con el hecho de tener que alimentarnos, ya estamos produciendo residuos de una y otra forma: la malla de las patatas, la cáscara de los huevos, el empaque de la sal y el envase de aceite, y solo estamos pensando en una comida. Y aunque siempre tenemos la opción de reciclar correctamente los materiales, la esencia del movimiento zero waste va más allá, porque lo que busca es no producir desperdicios desde un principio

Origen del movimiento zero waste

Aunque parece que solo recientemente es que la humanidad se ha preocupado por el medio ambiente, la realidad es que ya hace varias décadas que existe esta preocupación. Paul Palmer fue uno de los precursores de este movimiento cuando publicó su libro Getting to Zero Waste en 2005, donde comparte su experiencia y consejos sobre cómo llevar un estilo de vida de residuo cero. A partir de allí, no han sido pocas las personas que se han sumado a esta causa, contribuyendo con su granito de arena para lograr este cambio de hábitos. Si aún no lo conoces, celebra el Día Mundial del Medioambiente 2024 participando en el movimiento, que es el 5 de junio, ¡y ayúdanos a cuidar el planeta!

Las cinco erres del movimiento zero waste

El objetivo de tener 0 residuos se logra a través de cinco pilares básicos, que son la esencia del movimiento

  • Rechazar. Esta filosofía empieza por negarse a consumir productos que generen residuos innecesarios, como el que mencionamos al principio (frutas sin piel, envueltas en bandejas de plástico). Pero también se deben rechazar los artículos desechables, los plásticos de un solo uso y todos los productos que pueden terminar rápidamente en la basura. Es decir, si tienes una bolsa con bolsas en casa, ¿necesitas pedir otra en el super? 
  • Reducir. Es importante ser consciente de lo que compramos, elegir las opciones más sostenibles y preferir productos a granel, con menos embalaje, que sean reutilizables o que tengan una vida útil prolongada. 
  • Reutilizar. Darle una segunda vida a los objetos en lugar de desecharlos. Si encontramos nuevas maneras de usar productos que ya tenemos, no tenemos la necesidad de comprar nuevos. Esto puede ser tan simple como usar frascos de vidrio de mermelada para almacenar otros alimentos.
  • Reciclar. Este es el paso básico para cuidar al planeta, ya sea que quieras formar parte del movimiento zero waste o no. Si separamos y reciclamos correctamente, facilitamos que los materiales se conviertan en nuevos productos. 
  • Rot (en inglés) o compostar. Crear un compost en casa para aprovechar los restos de comida y transformarlos en abono, de esta forma podemos tener un jardín sostenible y económico en casa. 

¿Cómo llevar un estilo de vida zero waste?

Ahora que sabes todo esto, te damos algunos consejos para poner en práctica verdaderamente un estilo de vida zero waste, con ejemplos cotidianos para entender mejor. Ten en cuenta que esta filosofía implica cambios, y que es mejor ir poco a poco para no agobiarse desde el principio. Lo importante es que, a largo plazo, logres tener cero waste o desperdicio. 

Planifica tus compras

O lo que es lo mismo, nunca salgas de casa sin una bolsa reutilizable o de tela, ya que no sabes cuándo la puedes necesitar y así evitas tener que comprar una. Compra productos a granel y lleva tus propios frascos o bolsas de papel para almacenar granos, frutos secos, y legumbres. Recuerda llevar varios táper cuando vas a la charcutería o la pescadería, así no consumes papel o bolsas. 

Productos duraderos

Si sabes que va a hacer calor o eres una persona que, en general, toma mucha agua, es preferible salir de casa con una botella de acero inoxidable que puedes reutilizar una y otra vez, en lugar de tener que comprar en algún supermercado. Puedes comprar servilletas de tela, que se pueden lavar, y también hay papel de cocina de tela que se puede reutilizar. Y si eres de las personas que toman café, es mejor llevar tu taza personal y no usar una desechable. O en lugar de utilizar maquinillas desechables de afeitar, considera mejor una de metal con cuchillas reemplazables. No es tan difícil saber cuáles son los productos duraderos que puedes aplicar en tu vida diaria, piensa en cuáles son los artículos que usas y tiras a la basura, y cuál sería la opción alternativa para evitar esto

Reutiliza todo

Si no estás familiarizado con el upcycling, es momento de que empiece a formar parte de tu vida. Todo lo que ya tienes, puede convertirse en algo nuevo si lo reutilizas. Por ejemplo, los frascos de vidrio de mermelada pueden ser perfectos para almacenar arroz o pasta. Las camisetas muy viejas, que no puedes donar, pueden convertirse en trapos de limpieza. Aquí no hay límites para la creatividad, lo importante es ser autosuficiente con lo que ya se tiene

Haz tus propios productos

Si no tienes cerca de casa tiendas de productos zero waste que vendan a granel, no solo de comida sino también de higiene o limpieza, puedes evitar el desperdicio haciéndolos de forma casera con ingredientes naturales. Por ejemplo, puedes hacer tu propio desodorante mezclando bicarbonato de sodio con aceite de coco y aceites esenciales. Para la limpieza, una mezcla de vinagre blanco y agua puede servir para desinfectar superficies. 

Comida siempre casera

La comida casera siempre será mejor que los productos industriales que puedes conseguir en los mercados. Pero no solo es mejor para tu salud y alimentación general, también es bueno para el planeta. En lugar de comprar snacks empaquetados, prepara tus chuches en casa. Por ejemplo, puedes hacer barritas de granola, galletas o chips de vegetales. Guarda estos snacks en recipientes reutilizables para llevar al trabajo o a la escuela. Además, si compras frutas y verduras en mercados locales evitas el embalaje que normalmente tienen estos productos

Reduce el uso de papel

Es muy fácil gastar papel de cocina cada vez que vamos a limpiar algo, utilizar una servilleta cada vez que podemos o usar y desechar pañuelos faciales. Pero para todo esto, hay una versión de tela que podemos lavar y volver a utilizar. Incluso hay opciones alternativas para el papel higiénico (como usar el bidet), aunque ciertamente dejar de usar este papel es una costumbre más difícil de quitar. 

¿Por qué es importante el desperdicio cero?

Solo en la Unión Europea se generan más de 2.100 millones de toneladas de residuos al año, según datos de 2024 del Parlamento Europeo. Esto supone un promedio de 480 kilos de basura al año por persona. Una cifra que, como poco, escandaliza, ya que además es difícil calcular cuánto de esto termina en los mares u océanos, y cuánto de esto está perjudicando la tierra y creando degradación ambiental

La magnitud de esta cifra destaca la necesidad de adoptar una filosofía de desperdicio cero. Ya que no solo ayudamos a reducir la basura que producimos, sino que también favorecemos la conservación de recursos naturales. Menos residuos significa menos vertederos y menos contaminación, lo que resulta en un ambiente más limpio y saludable para todos. Y si quieres contribuir con la limpieza de océanos, recuerda que cada vez que utilizas la tarjeta Pay to Save de B100 destinamos el 25% de nuestros ingresos a recoger el plástico de nuestros mares. Además, esta tarjeta está fabricada con plástico reciclado.

Ya ves que el movimiento zero waste no es una tendencia pasajera, sino una llamada urgente a la acción para proteger nuestro planeta. Al igual que todos los cambios que se quieren hacer y mantener en el tiempo, es mejor empezar poco a poco y después ir aumentando los hábitos hasta lograr el menor desperdicio posible. Y aunque puede ser difícil mantener esta filosofía, siempre puedes empezar por reciclar todo, solo con eso estás contribuyendo a un mundo mejor. 

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

Maratones en España 2024: calendario, fechas, requisitos y precio (y algunos extra europeos)

12 de junio

¿Sabías que el primer maratón moderno, que se celebró en los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896, se inspiró en la legendaria carrera del soldado griego Filípides? Cuenta la leyenda, recopilada por National Geographic, que corrió desde la ciudad de Maratón hasta Atenas (unos 42 kilómetros) para anunciar la victoria sobre los persas. Hoy en […]

Continuar leyendo

Cash stuffing: el truco con el que podrás ahorrar para tus vacaciones

11 de junio

¿Eres de esas personas que echa antes mano a la libreta que al móvil para anotar las cosas?, ¿todavía coges apuntes en papel de las reuniones aunque tengas el ordenador delante? Si te gusta llevar al día tus asuntos importantes, pero aún necesitas servirte de algo palpable para gestionarlos, el cash stuffing es para ti. […]

Continuar leyendo

Cómo prepararse para el Camino de Santiago andando: 6 consejos

07 de junio

Una de las experiencias que cada año elige más gente es el Camino de Santiago. De hecho, seguro que conoces a alguien que ya lo ha hecho o está planeando hacerlo. Se trata de una opción diferente, sostenible y con la que puedes descubrir un sinfín de lugares llenos de historia y naturaleza. Si estás […]

Continuar leyendo