¿Qué es el TIN y el TAE?, ¿por qué es importante para el consumidor?

Cuando pensamos en términos bancarios, es fácil que la cabeza empiece a doler. Porque el mundo financiero es muy amplio, y a veces parece que estamos hablando en otro idioma que solo las personas expertas pueden entender. Pero comprender estos términos, al menos los más básicos, es necesario para sacar el máximo provecho de nuestros ahorros. Por eso, te explicamos qué es el TIN y el TAE, y cómo afecta al consumidor, especialmente cuando tenemos productos financieros como cuentas de ahorro, préstamos, hipotecas y créditos. ¡Toma nota!

¿Qué es el TIN?

El TIN significa tasa de interés nominal, y es el porcentaje de interés que cobra una entidad financiera al darte un préstamo o un crédito. Este interés se puede aplicar de forma diaria, semanal, mensual, trimestral, semestral o anual. Si pides un préstamo, por ejemplo, de 1.000 euros con un TIN del 5% al mes (mensualmente es la opción más común), significa que cada mes pagarás 50 euros de interés, sin contar otros posibles costes adicionales

Este interés es la forma básica en la que los bancos cobran por prestarte su dinero. El TIN no incluye otros gastos como comisiones o seguros que pueden estar combinados con otros productos financieros. Es decir, el TIN te muestra cuánto estás pagando realmente por el dinero prestado, sin extras adicionales. Generalmente el TIN es fijo, pero a veces puede variar (cuando está vinculado a un tipo de interés como el Euríbor, por ejemplo). Aunque esto dependerá de las condiciones específicas del banco, y siempre estará debidamente especificado.

Pero el TIN también puede ser positivo para el consumidor, por ejemplo, cuando hablamos de cuentas remuneradas. En este caso, el TIN indica el porcentaje de interés que el banco te va a pagar por mantener tu dinero en esa cuenta durante un tiempo determinado. Si tienes 1.000 euros en una cuenta remunerada (como la cuenta Health de B100) con un TIN del 3,35%, la liquidación anual de intereses será de 33,5 euros. En este caso, el banco “toma prestado” tu dinero y te compensa con unos intereses brutos anuales. Estos intereses se liquidan mensualmente (o de forma anual, dependiendo de las condiciones específicas de la entidad bancaria). 

Cómo calcular el TIN de forma fácil

Si las matemáticas no son tu punto fuerte, hay métodos sencillos para calcular el TIN bancario. Claramente, no hay una única fórmula, pero una forma fácil es aplicar una regla de tres. Por ejemplo, para calcular el ejemplo anterior (1.000 euros con un TIN del 3,35% anual) tenemos que los 1.000 euros son el 100%, y queremos calcular cuánto es el 3,35%. Para esto, multiplicamos 3,35 por 1.000 y lo dividimos entre 100. El resultado será 33,5 euros de intereses brutos anuales. 

En los casos donde son números redondos como 1.000 o 10.000 puede ser hasta intuitivo el resultado, pero también podemos aplicar la regla de tres para cifras más complejas. Por ejemplo, para calcular un TIN del 2,67% en un saldo en cuenta remunerado de 5.480 euros, aplicamos la misma fórmula. 5.480 euros es el 100% y queremos calcular cuánto es el 2,67%, el resultado es de 146,316 euros de interés bruto anual (unos 12 euros de liquidación mensual). 

¿Qué es el TAE?

El TAE significa tasa anual equivalente, y es el porcentaje que va más allá del TIN, porque también incluye otros costes asociados al producto financiero, tal como explica el Banco de España. Imagina que quieres pedir un préstamo y estás comparando cuánto vas a pagar en diferentes bancos. 

El TAE muestra el coste total de dicho préstamo, incluyendo no solo los intereses, sino también comisiones, gastos de gestión y otros cargos administrativos repartidos durante la vida del préstamo o hipoteca. En otras palabras, te ayuda a ver el panorama completo de lo que realmente estás pagando anualmente por el préstamo.

Por otra parte, el TAE de una cuenta de ahorro (o remunerada) no solo ofrece intereses básicos (TIN) sobre el capital depositado, sino que también crece con el tiempo gracias a lo que se llama capitalización de intereses, como explica Expansión. Esta capitalización ocurre cuando los intereses que ganas se añaden al total que ya tienes y luego, en el siguiente período, ganas intereses sobre esa nueva cantidad (el saldo en tu cuenta). Es decir, tu dinero crece un poco cada vez que se añaden intereses. Si los intereses se añaden frecuentemente, como cada mes, el TAE será mayor que el TIN.

Diferencia entre TIN y TAE

Aunque el TAE y el TIN pueden parecer conceptos similares, porque ambos se expresan en porcentajes, representan intereses diferentes y tienen un impacto diferente en tus finanzas. Como consumidor, saber qué es el TIN y el TAE te ayudará a tomar la decisión que más se ajusta a tus necesidades al momento de comparar entre varios instrumentos financieros, aunque ofrezcan condiciones diferentes. Para diferenciar fácilmente entre los conceptos del TIN y el TAE, pensemos en un ejemplo común de cuando pides una hipoteca

Una hipoteca puede tener un TIN bajo pero, si tiene muchas comisiones y otros gastos, el TAE será más alto, por lo que tendrás que pagar más comisiones. Esto también se debe tener en cuenta en caso contrario. Un TIN alto puede parecer poco beneficioso, pero si no hay condiciones adicionales y el TAE es más bajo, puede equilibrar las condiciones de la oferta. 

Diferencia entre TIN y TAE en ejemplos

Ya hemos comentado las diferencias entre TAE y TIN, pero para verlo más claramente, tenemos los siguientes ejemplos prácticos:

Pensemos en el TIN y el TAE de un préstamo de 10.000 euros con un TIN del 5% y una comisión de apertura del 2%. Con el TIN solo tomarás en cuenta el 5%, es decir, los 500 euros anuales de intereses. Pero el TAE también incluirá los 200 euros de la comisión de apertura que se deberán distribuir a lo largo del plazo del préstamo. 

En otro hipotético caso cotidiano, el TIN y TAE de una cuenta de ahorro. Si abres una cuenta de ahorro con un TIN del 5% y no hay comisiones de ningún tipo, el TAE será del 0%, por lo que solo tendrás ganancias. Sin embargo, si la misma cuenta tiene una cuota de mantenimiento anual del 6%, el coste de mantener la cuenta es mayor que la rentabilidad generada.

Y, por último, pensemos en las diferencias entre TAE y TIN en el caso de un depósito. Imagina que decides abrir un depósito a plazo fijo que ofrece un TIN del 2% anual. En este caso, y pensando solo en el TIN, si depositas 1.000 euros esperarías ganar 20 euros de interés al final del año. Digamos que este depósito también incluye una comisión por cancelación anticipada de 50 euros, es decir, en caso de retirar tu dinero antes del plazo acordado. Además, la comisión de apertura del banco es de 10 euros. 

Aquí es donde el TAE entra en juego para mostrar cómo estos costes adicionales afectan el rendimiento del depósito. Aunque estés ganando un 2% de interés, en este caso de 1.000 euros, teniendo en cuenta la comisión de apertura y la posible comisión de cancelación, se reduce significativamente la potencial rentabilidad, lo que podría llevar a un TAE negativo. 

¿Cómo afecta el TIN y el TAE al consumidor?

Para tener el control total de tus finanzas es importante entender qué es el TIN y el TAE y cómo va a influir a las cuotas que pagas mensualmente o en la rentabilidad que recibes de tus ahorros. Por eso, si estás pensando solicitar una hipoteca, un crédito o un préstamo no solo debes mirar cuál tiene el TIN más bajo. También debes comparar el TAE de cada opción para ver cuál te beneficia más o se ajusta mejor a tus necesidades. 

De igual forma, al abrir una cuenta de ahorro remunerada, es necesario saber cuál es el TIN y el TAE para tener una previsión de la rentabilidad del saldo en tu cuenta. En el caso de la cuenta Health de B100, te recompensamos por tu actividad física con una cuenta remunerada de 3,35% TIN y 3,40% TAE. Así tus ahorros crecerán mes a mes (mientras más te mueves, más saldo puedes extra remunerar). Esto es especialmente útil cuando quieres llegar a fin de mes y cada euro cuenta. 

Ciertamente, el mundo de las finanzas no deja de ser complejo y, sin duda, todavía hay mucho que se puede aprender. Pero al menos esperamos haber respondido a la pregunta de qué es el TIN y el TAE de la forma más sencilla posible. Y si quieres saber más consejos sobre ahorro, no dudes en visitar nuestro blog. 

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

¿Se puede ahorrar con una cuenta remunerada sin nómina?

20 de mayo

Se puede decir que la confianza es la base de la estructura bancaria. Por eso, parece complicado imaginar un tipo de cuenta remunerada sin nómina de por medio. Sin embargo, te alegrará saber que no solo existen, sino que también se puede ahorrar con ellas. Si actualmente no eres beneficiario de una nómina, pero te […]

Continuar leyendo

Pickleball: qué es y qué beneficios tiene para las personas mayores

15 de mayo

Si te gusta jugar al tenis o eres de practicar bádminton, te damos una buena noticia: ya tienes un nuevo deporte para poder demostrar tus destrezas con la raqueta. El mundo ha cambiado muy rápido en los últimos años, por eso cada vez surgen nuevas modalidades deportivas y de ocio que se adaptan a las […]

Continuar leyendo

Ecoturismo: qué es y cómo puedes lograr unas vacaciones sostenibles

11 de mayo

El turismo, cuando es de masas, es tan positivo como ver un crucero anclado en el muelle de Venecia. La oportunidad de viajar en un buque gigante con todos los lujos a la ciudad de los canales es una experiencia bien apetecible, pero también ha acabado siendo una actividad tremendamente nociva. Este tipo de turismo […]

Continuar leyendo