¿Qué son los microplásticos y cómo podemos evitarlos?

No los podemos ver, pero están ahí. Estas partículas se encuentran en todas partes, desde las profundidades de los océanos hasta el aire que respiramos y los alimentos que consumimos. Aunque su presencia es discreta, su impacto es muy grande. Los microplásticos son un problema global, que pone el foco en nuestras prácticas de consumo y gestión de residuos. En este post explicaremos qué son los microplásticos y cómo podemos evitarlos

¿Qué son los microplásticos?

Como se puede intuir por su nombre, los microplásticos hacen referencia a una categoría específica de partículas de plástico, caracterizadas por su diminuto tamaño. Aunque no existe una definición globalmente unánime, la Real Academia Española los describe como fragmentos de plástico extremadamente pequeños. Estos pueden ser creados de ese tamaño específicamente o pueden ser el resultado de la descomposición de piezas de plástico más grandes. Lo que destaca de los microplásticos es su resistencia a disolverse en agua y su lenta degradación.

¿Cómo se clasifican?

Los plásticos se clasifican en varias categorías, dependiendo de su tamaño:

  • Macroplásticos. Estos son fragmentos mayores a 25 mm de longitud o diámetro. Son los tipos de plásticos más visibles y los que se encuentran comúnmente en el medio ambiente.
  • Mesoplásticos. Estos se sitúan en un rango de tamaño entre 25 mm y 5 mm. Aunque son menos visibles que los macroplásticos, siguen siendo detectables a la vista.
  • Microplásticos. Esta categoría incluye partículas de hasta 5 mm de tamaño. Dentro, están las subcategorías de microplasticos primarios y secundarios:
    • Primarios. Son aquellos fabricados directamente a esta escala diminuta, como los pellets de plástico utilizados en la fabricación de productos plásticos, las microesferas presentes en algunos cosméticos o productos de higiene personal, entre otros.
    • Secundarios. Provienen de la descomposición o fractura de plásticos más grandes, como botellas y bolsas. La acción de elementos ambientales como el sol, el agua y el desgaste físico, transforma objetos de plástico de mayor tamaño en estas partículas más pequeñas.
  • Nanoplásticos. Son partículas menores a 1 mm de longitud. Debido a su reducido tamaño, los nanoplásticos son un desafío para detectar y eliminar.

¿Por qué son un peligro para el medio ambiente?

Como mencionamos, una de las características más destacadas de los microplásticos es su baja capacidad de degradación. Además, debido a su tamaño es difícil reciclarlos. Por eso, su persistencia en el medio ambiente es una preocupación creciente. 

Los microplásticos pueden encontrarse en distintos ecosistemas, desde los océanos hasta las cimas de las montañas, afectando a un amplio rango de organismos. Su pequeño tamaño les permite infiltrarse en la cadena alimentaria de los animales y potencialmente acumularse en los tejidos de los seres vivos, incluidos los humanos, lo que lleva a una serie de posibles impactos negativos en la salud. 

Para entender por qué los microplásticos son un peligro para el medio ambiente, es necesario entender cómo estos pequeños fragmentos se dispersan en nuestro entorno natural y cotidiano:

Microplásticos en el agua

Estas partículas provienen de múltiples fuentes, incluyendo la degradación de productos plásticos más grandes y las microesferas en productos de cuidado personal que se lavan por los desagües. Una vez en el agua, estos microplásticos son difíciles de eliminar y pueden ser consumidos por la vida marina.

Actualmente, más de 700 especies marinas a nivel mundial están amenazadas por los microplásticos, como informa Gravity Wave. Además, el agua contaminada con microplásticos representa un riesgo para la salud humana, especialmente cuando se utiliza para beber o regar cultivos.

Por todo esto, con solo darte de alta en B100, además de conseguir tres tipos de cuentas (la Cuenta B100, la Cuenta Save y la Cuenta Health) en tan solo cinco minutos, dispondrás también de una tarjeta Pay to Save en tu app móvil. ¿Y esto qué significa? Pues la posibilidad de tener una tarjeta con la que, con cada compra realizada, nosotros destinamos un 25% de nuestros ingresos a recoger plásticos de los mares.

Microplásticos en el aire

A menudo se pasa por alto, pero los microplásticos también están presentes en el aire. Estas partículas pueden originarse a partir de la descomposición de objetos de plástico grandes y de fibras sintéticas de ropa, alfombras y tapicería. El problema de los microplásticos en el aire es particularmente grave en entornos urbanos y áreas industriales. La inhalación de estas partículas puede causar problemas respiratorios y, potencialmente, otras complicaciones de salud. 

Microplásticos en la comida

Los microplásticos pueden entrar en la cadena alimentaria de varias maneras, incluyendo la absorción por parte de animales marinos y terrestres que luego son consumidos por humanos, o a través de cultivos regados con agua contaminada. Como demuestra un estudio de la Sociedad Americana de Química (ACS, en inglés), los riesgos potenciales para la salud son variados y van desde trastornos digestivos hasta la exposición a toxinas que pueden adherirse a los microplásticos

Microplásticos en el suelo

Estas diminutas partículas llegan a los suelos agrícolas y urbanos, gracias al compostaje de residuos que contienen plástico, la descomposición de objetos de plástico más grandes, y el riego con agua que contiene microplásticos. Pueden afectar la fertilidad del suelo y la salud de las plantas, alterando los equilibrios ecológicos. Además, los microplásticos en el suelo pueden ser absorbidos por los cultivos, entrando en la cadena alimentaria.

Consejos para evitar o reducir los microplásticos

  • Evita los plásticos de un solo uso. Los plásticos de un uso, como bolsas de plástico, botellas de agua desechables, pajitas y envases de comida para llevar, son utilizados brevemente pero tardan siglos en descomponerse, convirtiéndose eventualmente en microplásticos. 
  • Alternativas al plástico. Por ejemplo, en lugar de utilizar utensilios de plástico desechables, podemos elegir opciones de bambú, madera o acero inoxidable, que son reutilizables y ecológicos. Para almacenar alimentos, los recipientes de vidrio o metal son excelentes sustitutos de los contenedores de plástico. 
  • Productos sin microesferas. Muchos productos de belleza y cuidado personal (exfoliantes faciales, geles de baño y pastas de dientes, purpurina, entre otros) contienen microesferas de plástico. Busca productos etiquetados como “libres de microesferas” o lee las listas de ingredientes para evitar aquellos que contienen polietileno (PE) o polipropileno (PP).
  • Reciclaje constante. Asegúrate de reciclar correctamente los plásticos y otros materiales. Gestionar adecuadamente los residuos puede disminuir la cantidad de plástico que termina en el medio ambiente.
  • Conciencia social. Difundir la información sobre los efectos de los microplásticos en la salud humana y el medio ambiente puede ayudar a crear conciencia sobre esta problemática. Esto puede impulsar un cambio en el comportamiento de las personas y en las prácticas industriales.
  • Participación activa. Participa en iniciativas de limpieza de playas, ríos y otros ecosistemas. Ayudará a reducir la cantidad de plástico que se descompone en microplásticos.

Enfrentar el desafío de los microplásticos ahora que ya sabes lo que son, va más allá de hacer cambios individuales, porque es necesaria una conciencia colectiva. Los microplásticos, aunque pequeños, son un recordatorio de cómo nuestras acciones diarias afectan la salud de nuestro planeta. Si tenemos conciencia ambiental y aplicamos prácticas sostenibles, podemos lograr un futuro más sostenible para las generaciones futuras

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

Pickleball: qué es y qué beneficios tiene para las personas mayores

15 de mayo

Si te gusta jugar al tenis o eres de practicar bádminton, te damos una buena noticia: ya tienes un nuevo deporte para poder demostrar tus destrezas con la raqueta. El mundo ha cambiado muy rápido en los últimos años, por eso cada vez surgen nuevas modalidades deportivas y de ocio que se adaptan a las […]

Continuar leyendo

¿Qué es el TIN y el TAE?, ¿por qué es importante para el consumidor?

14 de mayo

Cuando pensamos en términos bancarios, es fácil que la cabeza empiece a doler. Porque el mundo financiero es muy amplio, y a veces parece que estamos hablando en otro idioma que solo las personas expertas pueden entender. Pero comprender estos términos, al menos los más básicos, es necesario para sacar el máximo provecho de nuestros […]

Continuar leyendo

Ecoturismo: qué es y cómo puedes lograr unas vacaciones sostenibles

11 de mayo

El turismo, cuando es de masas, es tan positivo como ver un crucero anclado en el muelle de Venecia. La oportunidad de viajar en un buque gigante con todos los lujos a la ciudad de los canales es una experiencia bien apetecible, pero también ha acabado siendo una actividad tremendamente nociva. Este tipo de turismo […]

Continuar leyendo