Jardín sostenible en casa: 4 consejos para cuidarlo si eres principiante

Llega un momento de la vida donde tener plantas en casa se convierte en un hobbie, y cuando te das cuenta te emocionas cuando ves una tienda de jardinería y en tu lista de recomendados solo hay vídeos para el cuidado de flores. Si ya estás en esa etapa y quieres pero no sabes cómo tener un jardín sostenible, te explicamos todo lo que necesitas para convertir tu hogar en un espacio con mucho verde y mucho color. Toma nota de estos consejos pensados especialmente para principiantes.

¿Qué es un jardín sostenible?

Sabemos lo que es un jardín, pero un jardín sostenible se diferencia porque su objetivo principal es aprovechar al máximo los recursos disponibles (el agua, por ejemplo) y hacer un uso eficiente de los mismos. Todos los materiales que utiliza para su cuidado son respetuosos con el medioambiente, lo que minimiza los residuos. Además, tiene en cuenta y respeta el entorno en el que se encuentra, para evitar alteraciones climáticas. En líneas generales, los jardines sostenibles son de bajo mantenimiento porque apuestan por lo natural, aprovechando las bondades de la tierra, evitando el uso de químicos y otros materiales costosos. 

Cómo hacer un jardín sostenible

Empecemos por el principio, cuando solo sabes que quieres tener más plantas en casa pero no tienes idea de más nada. Si vas a empezar un jardín desde cero, es mejor que ya tengas en cuenta todas aquellas cosas que harán que sea más sostenible. Y si ya tienes un jardín, toma nota de lo que necesitas para convertir tu jardín en un jardín ecológico en casa

  • Empieza en pequeño. Si estás soñando con tener un jardín secreto en casa, pero es la primera vez que te ensucias las manos de tierra, es mejor empezar con pequeños espacios e ir expandiendo a medida que obtienes experiencia.
  • Plantas autóctonas. Lo primero es elegir las plantas que van a conformar tu jardín. Si no quieres fingir tormentas tropicales en la regadera, es mejor optar por las plantas nativas de donde vives. Para tener un jardín mediterráneo sostenible es mejor descartar plantas como el ave del paraíso o la caña de las Indias, por muy bonitas que sean. Ya que, claramente, no estarían en su hábitat natural, lo que implica más cuidados, más recursos y posibles alteraciones del ecosistema. En líneas generales, la lavanda, el romero, la verónica o el geranio son ideales para el clima mediterráneo. 
  • No olvides la variedad. No tengas en cuenta solo el valor decorativo al momento de elegir las plantas o flores que conformarán tu jardín, piensa también en la diversidad. Hay mucho para escoger en la naturaleza, así que elige una variedad de plantas culinarias, aromáticas o medicinales. Piensa también en aquellas que pueden ser repelentes naturales de plagas, como el romero o la lavanda. 
  • Respeta la tierra. Si tienes una casa y un espacio de tierra, no te obsesiones con nivelar el terreno para hacerlo más “aesthetic”. Mantén las condiciones naturales de la tierra y así se conservarán los nutrientes. En estos casos, puedes aprovechar el desnivel sembrando plantas rastreras como la aptenia. 
  • Elige materiales respetuosos. Si no tienes un terreno, también puedes hacer un jardín ecológico en casa. En este caso, recuerda utilizar materiales sostenibles para crear el espacio del jardín, desde las macetas de cerámica, madera o plástico reciclado, hasta las decoraciones que puedas agregar. Si no tienes mucho presupuesto, puedes utilizar otros envases que tengas en casa, así aplicas el upcycling
  • Ahorra recursos. Si tu jardín va a estar en el interior de tu hogar y no tiene mucha luz, mejor elegir plantas que prefieran la sombra, así no tendrás que comprar bombillas especiales ni invertir recursos extra para su crecimiento. También es importante ahorrar agua u optimizar el riego de las plantas. Por ejemplo, muchas veces al tomar una ducha dejamos correr el agua hasta que está caliente, pero podemos recoger esa agua y utilizarla para regar las plantas.
  • Haz tu propio compost. Recicla tus residuos orgánicos (cáscara de huevo, posos de té y café, piel de vegetales y frutas, etc.) y crea tu propio compost natural. Así tendrás un abono 100% natural, sin necesidad de utilizar productos químicos. 

Cómo cuidar un jardín de forma sostenible

Las plantas son seres vivos que necesitan cuidados, así que si quieres un jardín doméstico y ecológico tendrás que invertir algo de tiempo para asegurar que tengan las condiciones que necesitan para sobrevivir y crecer. Estos son algunos de los cuidados de jardín que debes considerar

  • Control de plagas. Como mencionamos anteriormente, hay plantas que naturalmente repelen algunas plagas como la mosca blanca, los pulgones o las larvas. Hay muchas y de muchos tipos, así que elegir una u otra dependerá de la biodiversidad que tengas en tu jardín. Pero, por ejemplo, el olor que desprende la menta repele a las plagas de pulgón, mientras que la albahaca suele repeler a la mosca blanca. 
  • Insectos beneficiosos. Aunque puede parecer que encontrar un insecto en una planta es malo, la realidad es que hay insectos que protegen nuestro jardín. Como explica Ecología Verde, las mariquitas, las mantis o las arañas de jardín, son algunos de los animales que te ayudarán a combatir de manera natural las plagas de las plantas. 
  • Repelentes caseros. Evita los productos químicos y ahorra dinero preparando repelentes caseros para tu jardín. Por ejemplo, un insecticida natural para babosas y caracoles es esparcir cenizas de madera o mezclar agua con cafeína y echar alrededor de las flores. También puedes triturar cebolla y, una vez filtrada y mezclada con agua, puedes esparcirla en las plantas para combatir la mosca blanca y el pulgón.
  • Mantenimiento regular del jardín. Si quieres un jardín con poco mantenimiento, mejor optar por plantas en lugar de flores, ya que estas últimas suelen necesitar de más cuidados. Recuerda retirar las hojas muertas y podar regularmente para mantener el jardín cuidado y para que pueda crecer.

¿Por qué tener un jardín sostenible en casa?

Si ya eres de las personas que hablan a las plantas, no necesitas una razón para apostar por la jardinería sostenible. Pero si todavía no has llegado a ese punto, debes saber que desarrollar esta afición puede tener varios beneficios

Es terapéutico

Tener un jardín te conecta con la naturaleza. Y es que esa sensación de, literalmente, meter las manos en la tierra es igual de reconfortante que meter los pies en la arena. Todo el proceso de la jardinería es un espacio seguro y de relajación que ayuda a liberar el estrés y que tiene potencial curativo, tal como explica la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). Ver cómo cobra vida poco a poco tu jardín, cuidarlo y mimarlo, y saber que es gracias al cariño que pones en ello, es una sensación que no tiene precio y un hábito que aumenta la felicidad

Haces actividad física

Cavar, cortar o sachar son actividades que requieren de fuerza física y ejercitan los músculos, especialmente los brazos, lo que se puede considerar una actividad física que quema muchas calorías, según la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos (AEPJP). Así que además de tener un espacio verde y relajar la mente, también te ayuda a hacer actividad física.

Tienes aire más limpio

¿Recuerdas algo llamado fotosíntesis? Este es uno de los poderes principales de las plantas: la capacidad de absorber dióxido de carbono y convertirlo en oxígeno, es decir, limpiar el aire. Si tienes plantas en casa, ese espacio tendrá una mejor calidad de aire, como explica Fundación Aquae

Es más económico

El objetivo de un jardín sostenible no es solo tener un espacio respetuoso con el medioambiente. Si haces compost en casa, haces tus propios pesticidas caseros y utilizas materiales reciclados para las macetas, no solo estás aprovechando al máximo los recursos que ya tienes, sino que también estás ahorrando dinero. Es decir, estás haciendo terapia de forma gratuita y sin salir de casa, es un claro ganar-ganar.

Decoras tu casa barato

Además de todos los beneficios mencionados anteriormente, un jardín sostenible hace que tu casa se vea más viva, más armónica, más como un estilo hygge. Para hacer un jardín bonito y barato en casa solo tienes que usar tu creatividad para darle un nuevo uso a las cosas que ya tienes. Con un poco de pintura (que no sea tóxica) puedes hacer que una lata se convierta en una hermosa maceta, puedes pintar piedras para usarlas como marcadores de plantas o delimitadores de caminos, o utilizar ladrillos o madera reciclada para crear senderos en tu jardín. 

En un piso puedes aprovechar al máximo las paredes y superficies, creando jardines verticales con palets o estantes viejos, pintándolos para darles un toque decorativo, y utilizando botellas de plástico, latas o recipientes viejos para hacer macetas colgantes que puedes colocar en balcones, ventanas o paredes. Para decorar un jardín y que sea barato puedes utilizar una vieja escalera de mano como soporte para plantas, creando un jardín escalonado que ahorra espacio y es visualmente atractivo. Dale un nuevo uso a objetos cotidianos como tazas, botas de lluvia, cestas o cajones para plantar flores y hierbas. Eso sí, asegúrate de hacer un agujero en la parte de abajo para que el agua drene.

Ya ves que hacer un jardín sostenible en casa no es tan difícil como parece en un principio. Solo tienes que poner un poco de creatividad para reutilizar lo que ya tienes a mano para crear un espacio verde hermoso y ecológico. Así puedes convertir cualquier rincón de tu hogar en un oasis de naturaleza, sin importar el tamaño o las limitaciones del espacio. Solo tienes que empezar a ensuciarte las manos de tierra para darle vida a tu jardín, con un poco de cariño y constancia, verás los frutos (o las flores) de tu trabajo.

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

Maratones en España 2024: calendario, fechas, requisitos y precio (y algunos extra europeos)

12 de junio

¿Sabías que el primer maratón moderno, que se celebró en los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896, se inspiró en la legendaria carrera del soldado griego Filípides? Cuenta la leyenda, recopilada por National Geographic, que corrió desde la ciudad de Maratón hasta Atenas (unos 42 kilómetros) para anunciar la victoria sobre los persas. Hoy en […]

Continuar leyendo

Cash stuffing: el truco con el que podrás ahorrar para tus vacaciones

11 de junio

¿Eres de esas personas que echa antes mano a la libreta que al móvil para anotar las cosas?, ¿todavía coges apuntes en papel de las reuniones aunque tengas el ordenador delante? Si te gusta llevar al día tus asuntos importantes, pero aún necesitas servirte de algo palpable para gestionarlos, el cash stuffing es para ti. […]

Continuar leyendo

Cómo prepararse para el Camino de Santiago andando: 6 consejos

07 de junio

Una de las experiencias que cada año elige más gente es el Camino de Santiago. De hecho, seguro que conoces a alguien que ya lo ha hecho o está planeando hacerlo. Se trata de una opción diferente, sostenible y con la que puedes descubrir un sinfín de lugares llenos de historia y naturaleza. Si estás […]

Continuar leyendo