Limpieza de armario: 10 artículos que deberías vender ahora mismo

Hay veces que para ordenar tu vida, hay que empezar por los cajones de tu armario. Es una tarea comprometida y concienzuda que requerirá de ti una predisposición al cambio que, seguro, incrementará tus niveles de bienestar mental. Si el feng shui no es lo tuyo, igual podrás pasarte a la meditación, pero te aconsejamos que, al menos, le dediques un tiempo a deshacerte de aquello que no utilices para dejar espacio a lo nuevo que esté por llegar.

Si te levantaste con ganas de montar una revolución, empieza desde dentro y permítete esa limpieza de armario que estabas posponiendo. Hoy te contamos 10 artículos que deberías vender ahora mismo, si quieres organizar un armario que se vuelva rentable y espacioso.

Cuándo se debería ordenar la ropa del armario

Antes de enfrentarnos al monstruo que supone nuestro armario abierto de par en par, primero hay que tomar conciencia de toda la maraña de ropa que no te deja ver esa prenda que, justo hoy, te querías poner. Porque siempre hay una chaqueta o blusa que no encuentras cuando tienes prisa.

Tal vez la mejor preparación que puedes hacer para esta tarea sea aplazar tus planes de aperitivo y reservar la mañana o la mitad del día para sacar toda la ropa del armario, revisarla y decidir a dónde va a parar cada cosa. Esto se suele hacer, como mínimo, cada seis meses, coincidiendo con los dos grandes cambios de temporada.

Cómo afrontar la limpieza de tu armario

No hace falta ponerte en modo Marie Kondo para saber cómo hacer limpieza de la ropa de tu armario, basta con ser consecuente con la utilidad de las cosas y seguir unos pequeños pasos que te ayudarán a  no acumular artículos que ya no necesitas. Haznos caso, tu futuro nos lo agradecerá.

  1. Pijamas viejos y encogidos

Como casi todos, la mayoría los tendrás con motivos navideños. Porque los pijamas siempre han sido el regalo predilecto de los Reyes Magos. Pero, claro, ellos son muy suyos y tú estás muy cansado de llevar pantalón rojo y camiseta estampada con reno durante medio año. Así que, sea por falta de compromiso al espíritu navideño o porque ya te quedan pequeños, anticuados o encogidos, deshazte de ellos si te da apuro seguir siendo un abeto en abril.

  1. Regalos que no supiste decir que no

Siguiendo la misma línea pero siendo algo más certeros, hay regalos que no son tan mágicos pero no por ellos menos comprometidos. Quizá nunca supiste decir que no a un abrigo estilo Paddington y cada vez que te lo pones pareces un niño o un marinero. No te ves, vaya, pero díselo a tu tía Susana… La solución: véndelo. Siempre encontrarás a alguien al que le quite diez años de una tacada y tú te ahorrarás tiempo en la limpieza de tu armario.

  1. Ropa de cuando estabas más en forma

Los que igual no te demandan tanto en una app, pero sí les pueden buscar salida en una asociación que done parte de sus ganancias a una buena causa, son aquellas prendas que te han quedado pequeñas después de unos años buenos. No pasa nada, a todos nos pasa, lo importante es que tú sepas reconocer una batalla perdida y dones a una persona que más lo necesite esos pantalones con tres rayas blancas a los lados, bien chulos, que te compraste para hacer deporte y solo te los pudiste poner antes de Navidades.

  1. El chándal o forro más que amortizado

No le des más vueltas, de hecho, si lo miras por el otro lado también le encontrarás pelotillas. Han tenido su vida, su utilidad, y has sido feliz durante esos años con ellos, pero ahora tienen que partir. El chándal gris o el forro que te quedaba un poco grande, eran la opción más cómoda para enfrentar un largo día en casa, pero ha llegado el momento de renovarlos o, simplemente, buscarles un sustituto entre todas las prendas polivalentes del armario.

  1. Zapatos que rozan

Hay cosas que se pueden estirar más de la cuenta, como la caducidad del yogur que tienes al fondo de la nevera, pero otras no. Si un zapato te roza cada vez que te lo pones, tíralo, ni te lo pienses. Si encima tiene las suelas desgastadas, sabrás que se ha amortizado como es debido. Si están nuevos, pero te están pequeños y se te pasó la fecha de devolución, hazle unas fotos y súbele a tu aplicación de venta de confianza. Los zapatos bien cuidados se venden solos.

  1. Bisutería rota o inservible

Parece que nos cuesta desprendernos de objetos materiales que complementan nuestra estética, sobre todo si ese colgante de amatista llevaba impregnado un bonito recuerdo. Es una pena desprenderse de este tipo de complementos, pero si no se puede reparar, igual es el momento de valorar si su lugar lo puede ocupar otro adorno más útil y, quizás, menos especial. Ahí te dejamos que lo valores tú.

  1. Calcetines desparejados

Hay veces que cuando escuchas “como vaya yo y lo encuentre” ni tu madre lo encuentra. Hay veces que lo tiene el vecino del patio o que ha sido absorbido por una brecha espacio-temporal, vete tú a saber. De cualquier forma, los calcetines desparejados tienen un porcentaje muy bajo de que vuelvan a ser parejados. A veces la vida es así y hay que seguir adelante, reutilizando el que queda con nosotros o asumiendo que ya no tiene sitio en tu armario y que le toca vivir su propia aventura fuera de casa.

  1. El bolso que solo coge polvo

Quizá ahora seas más de croché, de tote bags o, directamente, de bolsillos. Quizá por eso sacarle partido a los bolsos que llevabas hace cinco años no te interese demasiado. La moda cambia e igual en un futuro lo vuelvas a llevar con orgullo, pero está claro que ahora priorizas otras cosas. Si no lo usas, véndelo, recíclalo o déjalo en herencia a tu hermana pequeña.

  1. La ropa interior que ya ha vivido lo suficiente

Todo tiene una duración máxima y, cuando hablamos de la ropa interior, cada uno calibra cuál es la suya. Si tienes prendas de ropa íntima muy desgastadas y no prevees sacarle mucho más partido, nunca está de más dejar ese hueco libre. No por ocupar poco espacio, no reduce la capacidad de tu armario. La salida que le busques es cosa tuya, pero, al menos, una vez al año, renueva tu vestuario de abajo.

  1. Camisetas y gorras de publicidad

La gorra del Carrefour o la camiseta de Nivea parecen haberse revalorizado los últimos años con el apogeo de la nostalgia de los 90. La pregunta es si las utilizas en tu día a día o solo en circunstancias especiales. Aunque sea un complemento identitario de colectivos underground o bandas de rock alternativo, tal vez llevar estampado el logo de un refresco de azúcar y cafeína en una camiseta XXL no es lo que más te representa. O sí, quién sabe. Todo dependerá, como siempre, del uso que le des a esa prenda impregnada de product placement.

Estas son solo unas ideas para organizar armarios, pero lo que está claro es que todo ocupa un espacio que puede ser optimizado. Nuestro consejo siempre será que antes de tirar una prenda de ropa, que no esté en mal estado y que pueda seguir cumpliendo su cometido, lo dones. De hecho, si no es imprescindible buscar un recambio, siempre podemos optar por no comprar de más, que siempre será la opción más sostenible para el planeta y más económica para nuestro bolsillo.

Si además de organizar tu armario, te gusta poner en orden tu dieta, tal vez te interese nuestro artículo sobre cómo planificar tu menú semanal para ahorrar en la compra. Ahora que ya sabes cómo hacer limpieza de armario, ya solo te falta aplicarlo al resto de muebles de la casa.

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

¿Se puede ahorrar con una cuenta remunerada sin nómina?

20 de mayo

Se puede decir que la confianza es la base de la estructura bancaria. Por eso, parece complicado imaginar un tipo de cuenta remunerada sin nómina de por medio. Sin embargo, te alegrará saber que no solo existen, sino que también se puede ahorrar con ellas. Si actualmente no eres beneficiario de una nómina, pero te […]

Continuar leyendo

Pickleball: qué es y qué beneficios tiene para las personas mayores

15 de mayo

Si te gusta jugar al tenis o eres de practicar bádminton, te damos una buena noticia: ya tienes un nuevo deporte para poder demostrar tus destrezas con la raqueta. El mundo ha cambiado muy rápido en los últimos años, por eso cada vez surgen nuevas modalidades deportivas y de ocio que se adaptan a las […]

Continuar leyendo

¿Qué es el TIN y el TAE?, ¿por qué es importante para el consumidor?

14 de mayo

Cuando pensamos en términos bancarios, es fácil que la cabeza empiece a doler. Porque el mundo financiero es muy amplio, y a veces parece que estamos hablando en otro idioma que solo las personas expertas pueden entender. Pero comprender estos términos, al menos los más básicos, es necesario para sacar el máximo provecho de nuestros […]

Continuar leyendo