Cinco trucos fáciles para ahorrar energía y dinero en casa

Ahorrar se ha convertido en una prioridad en nuestros hogares, por lo que encontrar formas para disminuir los gastos es una necesidad. Y si además de ahorrar dinero podemos reducir nuestro consumo de energía y recursos, es una doble victoria.

Existen trucos fáciles y efectivos que puedes implementar en casa para ahorrar energía y, al mismo tiempo, ahorrar dinero en tus facturas mensuales además de otros métodos de ahorro más generales. Toma nota porque son muy sencillos de aplicar, así que ¡no hay excusas!

Bombillas LED

Reemplaza las bombillas tradicionales por bombillas LED. Aunque el costo inicial puede ser ligeramente más alto, los beneficios a largo plazo son significativos tanto en ahorro como en durabilidad.

Las bombillas LED son mucho más eficientes que las bombillas incandescentes o fluorescentes compactas, ya que utilizan un 80% menos de energía y tienen una vida útil mucho más larga (duran hasta 20 veces más, es decir, no tendrás que reemplazarlas con tanta frecuencia). Están hechas con materiales reciclables, no contienen elementos contaminantes, son más silenciosas (nada de zumbidos molestos), no se recalientan y son versátiles (vienen en una gama de colores que te permite crear la atmósfera deseada en cada habitación). Ahorro energético, ahorro de dinero, bueno para el medioambiente y personaliza tu casa, no se puede pedir más.

Uso de electrodoméstico

Los electrodomésticos son una parte integral de nuestra vida cotidiana, pero también pueden ser unos grandes consumidores de energía. Si quieres ahorrar energía, recursos y dinero es importante utilizarlos de manera eficiente. Evita dejar los electrodomésticos en modo de espera o enchufados innecesariamente, ya que incluso así están consumiendo un mínimo de energía.

¿Cuánto tiempo suele estar conectado el cargador del móvil o del portátil? Casi siempre está enchufado, aún cuando no lo estemos usando, y aunque estén en reposo están consumiendo energía. Este consumo constante no es elevado pero cuando lo multiplicamos por todo el año puede ser representativo, tanto para la energía que consumimos como el dinero que ahorramos en la cuenta. No vas a desenchufar la nevera (claro está), pero puedes optar por usar bases múltiples de enchufes para facilitar la desconexión de cargadores, ordenadores, portátiles, televisores, cafeteras, airfryer, etc.

En general, es importante que saquemos provecho de nuestros electrodomésticos cuando los vamos a usar. Ajustando la temperatura del refrigerador y el congelador a niveles adecuados para evitar un consumo excesivo, lavando la ropa con agua fría y aprovechando su capacidad de carga lo más posible, utilizar el lavavajillas cuando está completamente lleno o racionando el consumo de la calefacción o los ventiladores.

Mejora la eficiencia energética

Cuando llegue el momento de reemplazar o comprar tus electrodomésticos, opta por aquellos que sean energéticamente eficientes, es decir, aquellos con la etiqueta energética A, B o C. Esta escala de etiquetado va de la letra A a la G, siendo la A la que menos energía y recursos consume y la G la que más. Además, muchos electrodomésticos modernos ofrecen funciones inteligentes de ahorro, como programas de lavado de ciclos cortos o ajustes de apagado automático. Estos electrodomésticos pueden ser inicialmente más costosos que otros menos eficientes, pero a largo plazo te permitirá ahorrar dinero en tus facturas eléctricas. Considera su adquisición como una inversión a futuro que no solo te dará beneficios económicos sino ambientales.

Pero la eficiencia energética no se queda allí. Es importante que nuestro hogar esté en las mejores condiciones para ahorrar energía: verifica que las ventanas estén correctamente selladas, utilizando burletes o topes en las puertas para reducir la pérdida de calor o frío; en invierno utiliza cortinas gruesas para mantener el calor en el interior y en verano mantén cerradas las ventanas para evitar que entre el calor. Parecen consejos muy obvios, pero muchas veces por comodidad optamos por lo práctico y preferimos mantener la calefacción o el aire a tope.

Ajusta los horarios

Seguramente has escuchado el término de hora valle, porque se ha convertido en un aliado para ahorrar en la factura de la luz. La hora valle hace referencia al tramo horario con los precios de electricidad más bajos. Por lo general, este período se distribuye entre las 00 h y las 08 h (de lunes a viernes), y los fines de semana y festivos este período dura todo el día. Sin embargo, es necesario que compruebes el plan eléctrico que tienes contratado porque ese horario podría variar.

Esto no significa que vas a poner una lavadora a las 02 h o empezar a hornear una tarta a las 04 h, sino dejar las actividades de ese tipo para los fines de semana. Si ajustas el horario de los electrodomésticos que usas por más tiempo a este horario valle, puedes ahorrar bastante dinero en la factura de la luz.

Aprovecha la luz natural al máximo

Parece muy obvio, pero ¿cuántas veces no encontramos una habitación con la luz encendida en mitad del día? Muchas veces encendemos la luz de forma automática al entrar a algún lugar de la casa y no nos damos cuenta hasta muy tarde que esa luz está encendida. Especialmente porque con la luz natural del exterior se nota menos la diferencia de si la habitación está iluminada o no. Este es un mal hábito del que tenemos que ser conscientes para empezar a cambiar.

Durante el día, asegúrate de abrir las cortinas para permitir que la luz del sol ilumine los espacios. Esto no solo creará un ambiente agradable y natural, sino que también reducirá la necesidad de encender luces artificiales. También es buena idea considerar utilizar pinturas claras en las paredes y los muebles, ya que ayuda a iluminar el ambiente de manera natural.

Con estos cinco trucos fáciles puedes comenzar a ahorrar energía y dinero en tu hogar. Y ahorrar energía es gestionar mejor los recursos naturales que tenemos, reduciendo nuestro impacto ambiental y contribuyendo a la sostenibilidad del planeta. Estos hábitos o cambios no ocurrirán de la noche a la mañana, pero con compromiso y constancia lograrás un hogar más eficiente energéticamente y estarás haciendo tu parte para un futuro más sostenible. ¡Empieza hoy mismo y sé parte del cambio!

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

Pickleball: qué es y qué beneficios tiene para las personas mayores

15 de mayo

Si te gusta jugar al tenis o eres de practicar bádminton, te damos una buena noticia: ya tienes un nuevo deporte para poder demostrar tus destrezas con la raqueta. El mundo ha cambiado muy rápido en los últimos años, por eso cada vez surgen nuevas modalidades deportivas y de ocio que se adaptan a las […]

Continuar leyendo

¿Qué es el TIN y el TAE?, ¿por qué es importante para el consumidor?

14 de mayo

Cuando pensamos en términos bancarios, es fácil que la cabeza empiece a doler. Porque el mundo financiero es muy amplio, y a veces parece que estamos hablando en otro idioma que solo las personas expertas pueden entender. Pero comprender estos términos, al menos los más básicos, es necesario para sacar el máximo provecho de nuestros […]

Continuar leyendo

Ecoturismo: qué es y cómo puedes lograr unas vacaciones sostenibles

11 de mayo

El turismo, cuando es de masas, es tan positivo como ver un crucero anclado en el muelle de Venecia. La oportunidad de viajar en un buque gigante con todos los lujos a la ciudad de los canales es una experiencia bien apetecible, pero también ha acabado siendo una actividad tremendamente nociva. Este tipo de turismo […]

Continuar leyendo