Trucos fáciles para ahorrar energía en casa

¿Cansado de pagar cada vez más en las facturas de tu casa? Con la subida del precio de la luz, ahorrar energía se ha convertido en una prioridad. Habrás visto ya muchas noticias en los últimos meses hablando de la rueda con los precios de las horas y sobre “a qué horas es mejor poner la lavadora”. Aunque nosotros no tenemos nada en contra de planchar a las 5 de la mañana, hemos recopilado en este post una serie de consejos que te ayudarán a ahorrar energía (y notarlo en tu factura de la luz) sin tener que trasnochar para ello. Te contamos cómo con unos pequeños cambios en tus rutinas diarias puedes notar una gran diferencia en el consumo a final de mes.  ¡Sigue leyendo para descubrirlos! 

Ajusta bien tu nevera para ahorrar energía

¿Sabías que la nevera es uno de los electrodomésticos que más consume? Un 31% del consumo eléctrico de la casa se va en mantenerla enchufada todo el tiempo. Y pensarás que poco puedes hacer al respecto porque desenchufarla no es una opción. Pero es hay una serie de tips que debes revisar: 

  • ¿Está bien colocada? Es muy importante que esté un poco separada de la pared para dejar pasar el aire y no muy cerca del horno o la vitrocerámica para que no le llegue su calor. Tampoco conviene ponerlo cerca de la ventana para que no le dé el sol directamente, ya que gastará mayor energía para mantener la temperatura en el interior. 
  • Ajusta el selector de temperatura. Revisa que la temperatura no se encuentre en un valor demasiado bajo. Con 5ºC en el frigorífico y -18º en el congelador es más que suficiente para conservar adecuadamente los alimentos. 
  • Mantén la puerta cerrada. Si eres de los que van a la nevera en busca de inspiración y se quedan mirando un buen rato lo que está dentro, cambia el chip. Cada vez que lo haces sube la temperatura interior y se gasta más energía para recuperar la temperatura.  Si estás cocinando, recuerda sacar todos los ingredientes de una vez y así evitar estar abriendo y cerrando constantemente. 
  • Descongela y limpia de vez en cuando. Con el tiempo, la escarcha de las paredes del congelador va aumentando el consumo de energía. Así que, antes de tus vacas aprovecha para vaciarlo y limpiarlo. Dale unos días de reposo y así evitas un gasto inútil. 

Desenchufa todos los dispositivos en casa

Da igual que sea la tostadora o la televisión, cuando alguno de nuestros dispositivos queda conectado a la red, aunque esté apagado, está consumiendo energía. Así que a partir de ahora haz un paseo rápido por tu casa, porque cada vez que veas el puntito rojo significa que ese dispositivo está usando la corriente. Opta por desenchufarlo y conectarlo solo cuando necesites usarlo. Incorpora este pequeño gesto y conviértelo en un hábito como cuando apagas las luces cuando sales de una habitación. Otra opción es usar regletas con interruptor en las que puedes enchufar varios electrodomésticos y solo tendrás que darle a un botón. 

Usa lámparas led 

Si aún tienes bombillas y luces tradicionales en tu casa, ya es hora de que pases a unas  LED o de bajo consumo. Con este pequeño cambio podrás ahorrar más de un 80% de energía respecto a las bombillas convencionales. Además no te olvides de aprovechar siempre que sea posible la luz natural. 

Lava en frío y con ciclos cortos

Aunque parezca mentira en lo que más energía consume la lavadora no es en dar vueltas y vueltas durante horas, si no en calentar el agua que utiliza. La mayoría de ropa que lavamos no está muy sucia, así que opta siempre que puedas por un programa de lavado en frío (como mucho a 40ºC). Además de ahorrar energía, evitarás estropear tu top favorito, ya que son programas menos agresivos con las fibras. Espera también hasta tener una carga completa para poner la lavadora (ahorrarás también agua) y no te olvides de hacer un correcto mantenimiento del aparato. Revisa el filtro y el tambor para mantenerlos siempre limpios. 

No abras la puerta del horno mientras cocinas 

El horno es otro de esos electrodomésticos que consume gran cantidad de energía. Aún así, nuestro tip de ahorro no es dejar de usarlo, sino hacer un uso inteligente y lo más ajustado posible. La clave para reducir al máximo posible el consumo es no abrir el horno más de lo estrictamente necesario. Cada vez que abrimos el horno para ver cuánto le falta al bizcocho o si se nos quema la pizza estamos desperdiciando un montón de calor que el electrodoméstico tendrá que volver a producir para volver a llegar a la temperatura seleccionada. Así que, controla tu ansiedad, fíate de los tiempos y no estés abriendo y cerrando continuamente el horno.  

Una vez que has acabado de cocinar, recuerda que hay aún mucho calor residual que puedes utilizar para calentar otros alimentos. 

El lavavajillas, mejor lleno 

A diferencia de lo que normalmente creemos, utilizar el lavavajillas permite ahorrar en el consumo de agua respecto a fregar los cacharros a mano según un estudio del Canal de Isabel II recogido por la OCU. Pero hay que tener en cuenta que es un aparato que consume mucha energía. Así que, como siempre, basta con usar el sentido común: cuanto más lleno el lavavajillas, mejor. Ponerlo más lleno y menos veces te ayuda a consumir menos energía. 

No dejes el móvil cargando por la noche

El último tip, además de para ahorrar energía, sirve para cuidar al máximo la salud de la batería de tu móvil. Evita dejar tu smartphone cargando toda la noche. Cuando finalice la carga, tú estarás dormido y se quedará horas y horas enchufado y consumiendo energía.  La salud de la batería de tu móvil se resentirá. Así que no te olvides de cargar el teléfono solo cuando le haga falta y desconectarlo cuando ya esté del todo cargado.

Como puedes ver con estos consejos, ahorrar energía en tu casa y en tu factura es muy fácil y solo tienes que hacer algunos pequeños cambios. Puede que al principio te cueste pero una vez que hayas integrado estas rutinas en tu día a día ahorrarás energía sin darte cuenta. 

Ahorrar energía no es solo es bueno para ti, sino también para el medio ambiente. En una sociedad donde cada vez tenemos más aparatos electrónicos, las emisiones y el gasto energético se están disparando. Así que no está de más tratar de reducir el impacto, y menos si podemos hacerlo de forma tan fácil. 

No esperes más y empieza a poner en práctica estos consejos para ahorrar energía. Si tú tienes algún tip secreto, estaremos encantados de escucharlo. ¡Compartir es vivir! 

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

¿Se puede ahorrar con una cuenta remunerada sin nómina?

20 de mayo

Se puede decir que la confianza es la base de la estructura bancaria. Por eso, parece complicado imaginar un tipo de cuenta remunerada sin nómina de por medio. Sin embargo, te alegrará saber que no solo existen, sino que también se puede ahorrar con ellas. Si actualmente no eres beneficiario de una nómina, pero te […]

Continuar leyendo

Pickleball: qué es y qué beneficios tiene para las personas mayores

15 de mayo

Si te gusta jugar al tenis o eres de practicar bádminton, te damos una buena noticia: ya tienes un nuevo deporte para poder demostrar tus destrezas con la raqueta. El mundo ha cambiado muy rápido en los últimos años, por eso cada vez surgen nuevas modalidades deportivas y de ocio que se adaptan a las […]

Continuar leyendo

¿Qué es el TIN y el TAE?, ¿por qué es importante para el consumidor?

14 de mayo

Cuando pensamos en términos bancarios, es fácil que la cabeza empiece a doler. Porque el mundo financiero es muy amplio, y a veces parece que estamos hablando en otro idioma que solo las personas expertas pueden entender. Pero comprender estos términos, al menos los más básicos, es necesario para sacar el máximo provecho de nuestros […]

Continuar leyendo