¿Qué gasta más: el horno o la freidora de aire? Comparamos el consumo

¿Te estás planteando comprar una freidora de aire desde que no ves otra cosa en los vídeos de tus redes sociales? Si eres un cocinillas o te gusta ojear recetas nuevas, seguro que el algoritmo te ha enseñado más de una vez este electrodoméstico. Si no estás muy pendiente de las redes sociales, pero te has pasado por el supermercado hace poco, es posible que también le hayas echado el ojo. Lo que está claro es que el horno ya cumple estas funciones, aunque no es tan práctico. La pregunta que habría que hacerse es: ¿qué gasta más, el horno o la freidora de aire?

Ya seas un amante de lo tradicional o un ferviente consumidor de la tecnología más puntera, el debate está servido. Continúa leyendo y descubre qué diferencias hay entre un horno y una freidora de aire y cuáles son sus consumos.

Freidora de aire vs horno

La freidora de aire es un electrodoméstico moderno que consigue, con un espacio reducido y sin necesidad de abundante aceite, freír o cocer los alimentos que se depositan en su cesta extraíble. Al fin y al cabo, la freidora de aire o airfryer, no deja de ser un horno de convección, pero mucho más pequeño y con una eficiencia que le permite cocinar sin apenas aceite. De ahí que sea tanto portátil como más sano que el horno clásico

El horno es un electrodoméstico que, a través de generar calor, cocina los alimentos que hay en su interior. Hay de muchos tipos: pirolíticos, microondas, de flujo de gas, etc. Principalmente, el que se utiliza de forma más habitual es el eléctrico, independientemente de las capacidades que luego incluya. El aire que se calienta en su interior es ayudado de un termostato que enciende y apaga las resistencias para mantener la temperatura. Es importante mencionar que previamente tiene que ser precalentado.

¿Qué gasta más: el horno o la freidora de aire?

Por lo general el consumo de electricidad del horno está entre los 2.000 y 5.000 vatios, mientras que el consumo de la freidora sin aceite es de entre 700 y 2.000 vatios. Según la OCU, para hacer un mismo pollo asado en un día en el que el precio de la luz está a 0,16€ el kWh, un horno eléctrico gasta de media 10 céntimos más en consumo que la freidora de aire. Además, la airfryer necesita 23 minutos menos para cocinarlo.

¿A qué se debe esto? Pues, principalmente, a dos factores: la energía que emplea y el tiempo de cocinado. Si tenemos en cuenta que el horno tiene que precalentarse, ya de inicio parte con desventaja. Pero es que, en total, para este pollo, la freidora de aire consume 0,54 kWh, mientras que el horno eléctrico 1,157 kWh. Es decir, menos de la mitad en electricidad.

Ahora bien, está conclusión puede ser un tanto engañosa. Al igual que nos fijamos en la desventaja de precalentar el horno para su uso, la característica del reducido espacio del airfryer puede llegar a convertirla en una desventaja si la cantidad de alimentos a cocinar tienen que hacerse en varias tandas. Esto implicaría repetir el proceso las veces que sean necesarias y, con ello, multiplicar el consumo de energía.

Por lo tanto, ante la pregunta de “¿qué consume más, un horno o una freidora de aire?”, la respuesta es clara: el horno. Eso sí, aunque no gasta mucha luz la freidora de aire, esto será así, siempre y cuando no tengas que trocear el pollo y meterlo hasta tres veces en la cesta.

Ventajas y desventajas de la freidora de aire

Como ya has podido comprobar, la freidora de aire tiene muchas ventajas, aunque alguna de ellas puede llegar a tornarse incluso en desventaja. Es el caso de las dimensiones, que, si bien la dota de portabilidad, a la vez, la hace menos conveniente cuando se necesita espacio para cocinar para muchas personas. Incluso algunos alimentos y elaboraciones, como es el caso de la pizza, pueden ser complicados de cocinarse en su totalidad en la airfryer.

Además de su capacidad, el sabor característico que se consigue en un horno tradicional no siempre se consigue con la freidora de aire y, aunque el cocinado es más rápido, si se compara con una freidora de aceite, suele ser más lento. Ahora bien, la textura puede ser distinta pero más crujiente y, en cuanto al uso de la freidora de aceite, este es mucho más saludable. Si sueles priorizar este tipo de alimentación, échale un ojo a nuestro post sobre las mejores apps para comer sano.

Por último, otra de las desventajas es que, debido a la novedad que suponen las freidoras sin aceite en comparación con la tradición del horno, es más habitual que veas un horno ya integrado en una cocina cuando te cambies de casa. Ahora bien, si no es el caso y te mudas a un piso sin amueblar, la freidora de aire será una adquisición mucho más económica. Mientras que puedes encontrar una airfryer decente por menos de 100€, un horno eléctrico de calidad rara vez lo verás por menos de 200€.

Ahora que ya sabes cuánto consume una freidora de aire y un horno eléctrico, es el momento de elegir lo que necesitas priorizar. Si lo que te gusta es alimentarte de una forma sostenible, te recomendamos un calendario de productos de temporada. Si deberías empezar a aprovechar aquello que tienes al fondo de la nevera, las mejores apps de recetas para evitar el desperdicio de comida debería ser tu nueva lectura. Y si lo que te gusta es saber lo que es más beneficioso para tu salud, conoce los top influencers de alimentación sana.

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

Maratones en España 2024: calendario, fechas, requisitos y precio (y algunos extra europeos)

12 de junio

¿Sabías que el primer maratón moderno, que se celebró en los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896, se inspiró en la legendaria carrera del soldado griego Filípides? Cuenta la leyenda, recopilada por National Geographic, que corrió desde la ciudad de Maratón hasta Atenas (unos 42 kilómetros) para anunciar la victoria sobre los persas. Hoy en […]

Continuar leyendo

Cash stuffing: el truco con el que podrás ahorrar para tus vacaciones

11 de junio

¿Eres de esas personas que echa antes mano a la libreta que al móvil para anotar las cosas?, ¿todavía coges apuntes en papel de las reuniones aunque tengas el ordenador delante? Si te gusta llevar al día tus asuntos importantes, pero aún necesitas servirte de algo palpable para gestionarlos, el cash stuffing es para ti. […]

Continuar leyendo

Cómo prepararse para el Camino de Santiago andando: 6 consejos

07 de junio

Una de las experiencias que cada año elige más gente es el Camino de Santiago. De hecho, seguro que conoces a alguien que ya lo ha hecho o está planeando hacerlo. Se trata de una opción diferente, sostenible y con la que puedes descubrir un sinfín de lugares llenos de historia y naturaleza. Si estás […]

Continuar leyendo