Cómo prepararse para el Camino de Santiago andando: 6 consejos

Una de las experiencias que cada año elige más gente es el Camino de Santiago. De hecho, seguro que conoces a alguien que ya lo ha hecho o está planeando hacerlo. Se trata de una opción diferente, sostenible y con la que puedes descubrir un sinfín de lugares llenos de historia y naturaleza. Si estás pensando en hacerlo o buscas un poco de orientación, a continuación te damos 6 consejos para saber cómo prepararse para el Camino de Santiago.     

Cómo prepararse para el Camino de Santiago

A la hora de saber cómo preparar el Camino de Santiago andando, es normal que surjan muchas dudas. ¿Cuántos días se tarda en hacer el Camino de Santiago?, ¿necesito estar en forma?, ¿dónde se puede dormir?, ¿debo comprar calzado especial?… Para resolver todas estas incógnitas, aquí te traemos una guía del Camino de Santiago para principiantes.  

Planifica un entreno físico previo

Lo primero que tienes que saber es que prácticamente cualquier persona puede hacer el Camino andando, independientemente de la edad o la situación física. Aún así, una de las recomendaciones para hacer el Camino de Santiago más importantes es prepararse físicamente antes de empezarlo

Si no sueles practicar deporte de forma habitual, lo ideal es empezar el entrenamiento para el Camino de Santiago dos o tres meses antes

¿Y cómo entrenar para el Camino de Santiago? La manera más óptima de entrenar para no hacer el Camino en baja forma es caminar todos los días y realizar trayectos cortos, especialmente al principio. A medida que avancen las semanas y tu resistencia, podrás ir aumentando la intensidad de los entrenos, cambiar el tipo de terreno (empezar a hacer subidas y bajadas, por ejemplo) e incrementar las distancias de las rutas. Si el Camino se hace a pie, piensa que las etapas son generalmente de entre 25 y 30 kilómetros al día

Para fortalecer las piernas para el Camino de Santiago y evitar lesiones, es importante estirar los músculos antes, durante y después de cada ruta. Si necesitas ayuda extra para la preparación física del Camino de Santiago, puedes hacer una visita previa a tu fisioterapeuta para que te dé pautas según tu situación actual y además utilizar una aplicación móvil para registrar tus caminatas. También puedes aprovechar las largas caminatas para aumentar tus ahorros, con la cuenta Health de B100 puedes sacar rendimiento económico de los entrenos, ya que te recompensamos por lograr tu objetivo de pasos diarios con un 3,35%TIN y 3,40%TAE

Al final, ten en cuenta que, independientemente de cuánto tiempo se tarda en hacer el Camino de Santiago, cada persona sigue un ritmo determinado y es importante ante todo llevarlo con calma. ¡El camino no es una competición! Pero si quieres tener una referencia general, se necesita un mínimo de cinco días para hacer el camino, aunque esto dependerá de los kilómetros diarios y la ruta que tomes, ya que hay caminos para los que necesitas hasta 38 días (el de Vía de la Plata, por ejemplo, con 963 km).

Prepara tu mochila con tiempo

Preparar el equipaje para una experiencia así no es del todo sencillo. Debes llevar lo imprescindible e intentar que el peso no sobrepase lo recomendable. Es decir, que no constituya más de un 10% de tu propio peso. Las cosas necesarias para hacer el Camino de Santiago son: 

  • Un par de pantalones cortos y camisetas de manga corta y de manga larga ligeras si hacemos el camino en verano.
  • Dos camisetas térmicas si viajamos en invierno. 
  • Una chaqueta de manga larga. 
  • Un pantalón de senderismo y otro desmontable. 
  • Calcetines (mejor si son de algodón), zapatillas de running y chanclas o sandalias.
  • Alguna toalla de microfibra de viaje. Ocupan menos espacio que las de algodón y secan rápidamente. 
  • Tapones para los oídos. Son un buen aliado para dormir en los albergues, ya que vas a convivir con más personas en una misma habitación. 
  • Un poncho impermeable para protegerte de la lluvia. 
  • Gorro y guantes si estamos en época de invierno. 
  • Un neceser con artículos de higiene personal. 
  • Una cantimplora
  • Una linterna.
  • Un saco de dormir o saco sábana. 
  • Un botiquín de primeros auxilios. Puedes incluir tijeras pequeñas, tiritas, vendas y agua oxigenada. 
  • Un protector solar
  • Algún elemento reflectante, como un chaleco, para que cualquier vehículo pueda verte si estás caminando de noche. 

Recuerda que la mochila no debería pesar más de 10 kilogramos y es importante que se ajuste al contorno de la espalda para mantener una postura corporal adecuada. No debe ir ni muy vacía ni muy apretada. La mejor opción son las mochilas anatómicas, que incorporan correas para sujetarlas a la cintura y al pecho y tienen bolsillos laterales y superiores.   

Además de todos estos elementos que debes llevar en tu equipaje, no te olvides de tu credencial de peregrino. Puedes solicitarla en la Oficina de Acogida al Peregrino o incluso en albergues de peregrinos. Sirve para identificarte y poder acceder a estos albergues, además de ser un documento necesario para conseguir la “Compostela” en la Catedral de Santiago. Esto es, el certificado de haber hecho el Camino. 

Asegúrate un buen calzado

El calzado que vas a usar debe tener una suela dura y estar ya adaptado al pie. Para ello, lo mejor es utilizar uno que no sea nuevo (para evitar ampollas), y si lo es, utilizarlo ya en los entrenamientos. Las botas de montaña son la opción perfecta, ya que sujetan el tobillo y así se evitan lesiones. Si hacemos el Camino de Santiago en verano, para no pasar calor, una posibilidad óptima también son los zapatos deportivos. 

Además del calzado para caminar, es necesario meter en la mochila sandalias o chanclas para emplear en los momentos de descanso de cada ruta y así refrescar y relajar los pies.

También, para evitar posibles daños, es fundamental el uso de un bordón (una vara) que sirve para sujetarse mientras caminamos sobre todo en terrenos que no son llanos. Utilizar este palo puede prevenir una tendinitis o un esguince de tobillo. 

Infórmate sobre los horarios de los albergues

No es necesario reservar en los albergues, siempre y cuando te levantes temprano para llegar pronto a cada alojamiento, pero si esto te agobia puedes encontrar albergues en los que es posible reservar de forma online

Lo que sí es importante tener en cuenta son los horarios. A las 23:00h ya suelen estar cerrados y los peregrinos duermen pronto (generalmente sobre las 21:00h). 

Bebe agua y come adecuadamente

Para saber cómo prepararse para el Camino de Santiago sin tener experiencia, además de dar importancia al entrenamiento previo, debemos priorizar la hidratación y la alimentación equilibrada

Es básico hidratarse sobre todo si es verano. Es decir, beber agua o bebidas isotónicas antes, durante y después de cada trayecto. Piensa que una hidratación correcta puede incluso prevenir dificultades musculares o agujetas

Ten cuidado con el consumo de agua no embotellada durante el Camino, ya que no se debe beber agua de fuentes o manantiales si no sabemos si es potable. 

Las comidas deben ser ligeras teniendo en cuenta que después de comer vamos a seguir caminando. Lo ideal es dar importancia a los hidratos de carbono (pasta, cereales) y priorizar en las cenas los platos variados y calientes. 

Además de organizar siempre que puedas las comidas, llévate en la mochila frutos secos, fruta o barritas que aporten energía

Cuida y entrena tu fortaleza mental

Entre los consejos para el Camino de Santiago a pie podemos destacar también la necesidad de prepararse mentalmente. La planificación por etapas es fundamental, así como no obsesionarse con metas innecesarias. Al final, debes elegir la ruta jacobea que mejor se adapte a tus circunstancias y propósitos. Aunque, si te sirve de referencia, según el Correo Gallego uno de los destinos más sostenibles del mundo este 2024 es el Camino Portugués. 

Una experiencia así aporta muchos beneficios para tu salud mental, porque estar al aire libre y apreciar el paisaje fomenta la relajación y la paz interior. Lo importante es disfrutar, sin presiones. Caminar debe ser un placer y no una obligación. 

¡Si te ha gustado, compártelo!

También te puede gustar...

Maratones en España 2024: calendario, fechas, requisitos y precio (y algunos extra europeos)

12 de junio

¿Sabías que el primer maratón moderno, que se celebró en los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896, se inspiró en la legendaria carrera del soldado griego Filípides? Cuenta la leyenda, recopilada por National Geographic, que corrió desde la ciudad de Maratón hasta Atenas (unos 42 kilómetros) para anunciar la victoria sobre los persas. Hoy en […]

Continuar leyendo

Cash stuffing: el truco con el que podrás ahorrar para tus vacaciones

11 de junio

¿Eres de esas personas que echa antes mano a la libreta que al móvil para anotar las cosas?, ¿todavía coges apuntes en papel de las reuniones aunque tengas el ordenador delante? Si te gusta llevar al día tus asuntos importantes, pero aún necesitas servirte de algo palpable para gestionarlos, el cash stuffing es para ti. […]

Continuar leyendo

Movilidad sostenible: 7 alternativas más ecológicas que el coche para ir a trabajar

06 de junio

Hay personas que aman caminar y normalmente van caminando a la mayoría de los lugares, incluyendo el trabajo, pero hay personas que suelen usar el coche hasta para ir a comprar el pan. Con esta disparidad, cada vez es más evidente que necesitamos cambiar nuestros hábitos de transporte y adoptar formas de movilidad sostenible. Imagina […]

Continuar leyendo